El inventor holandés Boyan Slat fundó The Ocean Cleanup en el año 2013, a la edad de 18 años en su ciudad natal de Delft, Holanda. The Ocean Cleanup, es una organización benéfica y sin ánimo de lucro que tiene como principal objetivo, limpiar los océanos de la contaminación producida por la industria del plástico. Su equipo está conformado por más de 90 ingenieros, investigadores, científicos y modeladores computacionales que trabajan a diario para cumplir con el objetivo. 

Boyan Slat, quien ahora tiene 26 años, combina el ambientalismo, el espíritu empresarial y la tecnología para abordar los problemas globales de sostenibilidad. Después de bucear en Grecia y encontrarse con más bolsas de plástico que pescado, se preguntó; ¿Por qué no podemos limpiar este desastre?

Mientras aún estaba en la escuela secundaria, decidió dedicar medio año de investigación para comprender la contaminación plástica y los problemas asociados con la limpieza.

Esto finalmente lo llevó a su concepto de limpieza pasiva, que presentó en TEDxDelft 2012, en la que comienza diciendo: “Alguna vez hubo una Edad de Piedra, una de Bronce y ahora estamos en medio de la Edad del Plástico; porque cada año producimos alrededor de 300 millones de toneladas de plástico y una parte de esa cifra entra a los ríos, a los canales y finalmente a los océanos”.

La limpieza más grande de la historia

Más de 5 billones de piezas de plástico ensucian actualmente el océano, las cuales se acumulan en cinco parches de basura oceánica, el más grande es el gran parche de basura del pacífico, ubicado entre Hawai y California. Si se deja circular, el plástico afectará nuestros ecosistemas, salud y economías, por lo que resolverlo requiere una combinación de cerrar la fuente y limpiar lo que ya se ha acumulado en el océano.

Algunos otros parches de basura que contaminan el océano se encuentran en: el Océano Índico, el Atlántico sur, el Atlántico norte y el Pacífico Sur.

The ocean cleanup

The ocean cleanup es una organización sin fines de lucro que desarrolla tecnologías avanzadas para eliminar el plástico de los océanos, siendo su objetivo, limpiar el 90% de la contaminación plástica de todo el océano. Sin embargo, para lograr este objetivo, The ocean cleanup trabaja en una combinación que consiste en cerrar la fuente y limpiar lo que ya se ha acumulado en el océano y no desaparece por sí solo, para lo cual, está desarrollando un método de limpieza pasiva, que utiliza las fuerzas oceánicas naturales para limpiar de manera rápida y rentable el plástico que ya está en los océanos, con una flota completa de sistemas de limpieza que comenzó por el Gran parche de basura del pacífico, esperando poder limpiar el 50% de la basura en los próximos cinco años.

Limpiando los parches de basura

Mira este video explicativo y no olvides activar los subtitulos.

El océano es demasiado grande, por lo que limpiar el Gran parche de Basura del Pacífico utilizando métodos convencionales (recipientes y redes) llevaría miles de años y decenas de miles de millones de dólares en completarse. Se estima que los sistemas pasivos eliminarán el 50% del parche de basura del Gran Pacífico en solo cinco años, y a una fracción del costo. Así es como funciona:

Crea una costa donde no hay ninguna

La contaminación plástica se extiende por millones de kilómetros cuadrados y viaja en muchas direcciones, lo que hace que limpiar los parches de basura, sea todo un desafío. La tecnología de limpieza que ha diseñado The ocean cleanup, mediante un arduo trabajo, permite concentrar primero el plástico, antes de que pueda ser eliminado del océano de manera efectiva.

El sistema consta de un flotador largo que se asienta en la superficie del agua y un faldón que cuelga debajo. El flotador proporciona flotabilidad a todo el sistema, mientras que el faldón evita que los escombros se escapen por debajo y los conduce al sistema de retención y una línea de corcho por encima de la falda evita que se sobrepase y mantiene la falda a flote.

Aprovecha las fuerzas oceánicas naturales

Para un área de este tamaño, los métodos de limpieza activos consumirían demasiada energía; por eso The ocean cleanup ha elegido un diseño pasivo. Los sistemas de limpieza dependen de las fuerzas naturales para navegar por los parches, una característica que también aumenta su capacidad de supervivencia en el duro entorno oceánico.

Tanto el plástico como el sistema son transportados por el viento, las olas y la corriente. Sin embargo, para atrapar plásticos debe haber una diferencia de velocidad entre el sistema y los plásticos. Usando un ancla de mar para ralentizar el sistema, el plástico se puede retener y capturar.

Concentra el plástico y sácalo

La combinación de fuerzas naturales y un ancla de mar crea un arrastre, lo que hace que el sistema se mueva consistentemente más lento que el plástico, al tiempo que permite capturar el plástico.

The Ocean Cleanup, interceptando en los Ríos

Cada año, millones de toneladas de plástico ingresan a los océanos principalmente desde los ríos. El plástico que flota en los océanos, proveniente de los ríos, tampoco desaparece por sí solo. Por lo tanto, resolver la contaminación plástica del océano requiere una combinación de detener la afluencia de basura desde los ríos y limpiar lo que ya se ha acumulado en los océanos.

Por este motivo, The Ocean Cleanup ha desarrollado la primera solución escalable para interceptar de manera eficiente el plástico en los ríos antes de que llegue a los océanos. Al intervenir 1000 ríos en todo el mundo, el objetivo es evitar que el 80% del plástico ingrese a los océanos recogiéndolos con lo que se denominan interceptores con los cuales se espera hacer esta labor en los próximos 5 años desde su implementación.

Interceptores desplegados

The Ocean Cleanup - Interceptor

Estos interceptores han sido diseñados para su producción en masa y se pueden utilizar prácticamente en cualquier parte del mundo. Los desechos plásticos ingresan al Interceptor con la corriente natural del río a través de una banda transportadora.

Al ser todos sus componentes electrónicos, incluida la cinta transportadora, el transbordador, las luces, los sensores y la transmisión de datos, funcionan con energía 100% solar y por si fuera poco estos interceptores están conectados a Internet, lo que permite recopilar datos de la recolección de los desechos plásticos y del rendimiento continuo, así como también permite que Interceptor notifique automáticamente a los operadores locales una vez que los contenedores de basura estén llenos.

Actualmente The ocean cleanup tiene tres interceptores desplegados y están trabajando con gobiernos de todo el mundo para desplegarlos en más ríos y así cumplir con la meta. Los ríos en los que se han desplegado los tres interceptores son:

Drenaje Cengkareng, Yakarta, Indonesia

The Ocean Cleanup-Interceptor 001

Río Klang, Selangor, Malasia

The Ocean Cleanup-Interceptor 002

Río Ozama, Santo Domingo, República Dominicana

The Ocean Cleanup-Interceptor 004

Para determinar en cuales ríos instalar los primeros interceptores The ocean cleanup efectuó una investigación sobre los ríos más contaminantes, en los que se permitiera una configuración óptima caso por caso, en función de la velocidad del flujo, el ancho del río, la presencia de una «línea directa» de plástico, el tráfico, la proximidad a un delta, entre otros factores.

La crisis plástica global

Las estimaciones muestran que varios millones de toneladas de desechos plásticos ingresan a nuestros océanos cada año. Los ríos representan una fuente importante de contaminación plástica; se cree que son las arterias que transportan los desechos de la tierra al océano. Ahora sabemos que esto está sucediendo en todas partes del mundo y se estima que más de 1000 ríos están contribuyendo con el 80% de las entradas de plástico fluviales globales al océano. La comprensión de la ocurrencia, concentración y composición de los desechos es muy importante para que los científicos e ingenieros de The Ocean Cleanup mejoren e innoven los sistemas de limpieza en océanos y ríos.

El primer producto fabricado de The Ocean Cleanup con plástico del gran parche de basura del pacifico

El 100% de las ganancias de las ventas de estas gafas de sol se destinarán directamente a las operaciones de limpieza continuas del gran parche de basura del pacifico. Se estima que, con las ganancias por la venta de las gafas de sol, se podría limpiar un área equivalente a medio millón de campos de fútbol del océano.

Impacto esperado de The Ocean Cleanup

Los sistemas flotantes de The ocean cleanup, están diseñados para capturar plásticos que van desde piezas pequeñas de solo milímetros de tamaño hasta desechos grandes, incluidas redes de pesca o redes fantasma desechadas en el mar y que pueden tener decenas de metros de ancho.

Los modelos muestran que la implementación de un sistema de limpieza a gran escala podría limpiar el 50% del gran parche de basura del pacífico en tan solo cinco años. Después de que se implementen flotas de sistemas en cada parche oceánico, combinado con la recolección de la basura en los ríos, The Ocean Cleanup proyecta poder eliminar el 90% del plástico oceánico para 2040.


 

Para ver todas nuestras publicaciones ingresa aquí.

Si te gustó este post, no olvides dejar tu comentario en la parte inferior y suscribirte para más información relevante.

Ayúdanos con tu donación ingresando aquí.

Síguenos en nuestras redes sociales: